El blog de Valoro

El oro SÍ es para todos los bolsillos

FECHA

Es bastante habitual pensar que la compra de lingotes de oro está restringida para personas con un poder adquisitivo muy alto. Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad pues el oro está al alcance de TODOS los bolsillos.

Suele ser habitual tener la idea preconcebida de asociar el mercado de los lingotes de oro a personas con un gran poder adquisitivo o asociarlo únicamente a magnates o estados. Quizás series televisivas de mucha audiencia o películas con efectos especiales espectaculares han fomentado esa idea. Debemos desterrar estas ideas preconcebidas porque el mercado del oro realmente sí está al alcance de todos los bolsillos.
 
Existen lingotes de oro para todos los presupuestos

Cuando nos viene a la mente la idea de un lingote, pensamos en unas piezas grandes y pesadas. Sí, esos lingotes existen, pero existen muchos más con pesos muy inferiores que por su coste están al alcance de TODOS los bolsillos.

Los lingotes más pequeños disponibles son los lingotes de 2,5 g, la unidad más pequeña de lo que se denomina oro de inversión. Un producto que no tiene IVA y que cumple con las certificaciones de pureza 999,9 que las normativas mundiales y europeas indican. Este tipo de lingotes es muy recomendable para hacer regalos especiales y curiosos. No dejan de ser una invitación a un inicio en el mundo de la inversión en oro.

El siguiente peso que existe dentro de los estándares de los lingotes de oro de inversión sería el lingote de 5 gramos que sigue la estela del de 2,5g y que encaja también con presupuestos modestos.

En el escalado de pesos de lingotes le sigue el lingote de 10g que se ha convertido en una gran estrella al ser el de más peso que se puede pagar en efectivo (la ley 11/2021, del 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, y vigente hoy en España, establece un máximo de 1.000 euros para cualquier pago en efectivo). Este tamaño es ideal para ir ahorrando poco a poco e ir invirtiendo esos ahorros en oro físico.

El tamaño superior es el de 20g, una cantidad intermedia que, si bien sube en la escala de costes, sigue estando a un coste no muy alto.

A continuación, ya encontramos la onza, la medida típica anglosajona para la venta de lingotes que equivale a un peso de 31,10g. y que por internet tiene mucha repercusión.

Después ya situamos los pesos medios altos como son los lingotes de 50, 100 y 250g ya pensados para inversiones mayores.

Y por último tenemos el peso de 500g y 1 Kg que aunque por dimensiones parecen pequeñas, realmente en la báscula se aprecia su valor.

Así, la idea de este artículo es transmitir la idea de que todos los presupuestos pueden llegar a adquirir lingotes de oro. Cada presupuesto puede encajar con un peso. Sea mayor o menor, lo importante en la actualidad es tener oro físico en propiedad.

MÁS
artÍCULOS